Autor: MSc. Bárbara Almarales Pupo

En la relación sociedad-cultura, además de la preservación y el desarrollo de la cultura, existe la necesidad de la elevación del desarrollo cultural de la población, lo que forma parte de la misión social de la universidad; pero que no encuentra solución solo en las funciones de docencia e investigación y tiene entonces que, para cumplir dicho encargo, promover la cultura de salud que preserva y desarrolla por medio de la extensión.

En la proyección de extensión hay que tener presente que no se trata solo de desarrollar culturalmente a la comunidad extrauniversitaria, sino también a la intrauniversitaria, que tiene sus propias necesidades. La acción extensionista se desarrolla en escenarios dentro o fuera de las instituciones de salud en dependencia de sus objetivos o propósitos.

El proyecto propuesto surge como respuesta a la necesidad de educar desde el punto de vista de salud a grupos dispensarizados de la comunidad; contiene un sistema de acciones coherentes, con el objetivo de formar a escolares la enseñanza primaria como promotores de salud dirigidos a la educación sanitaria de la comunidad y en la cual los educadores, especialistas en distintas ramas, familias y comunitarios deben implicarse para ofrecer herramientas a estos escolares y que su acción educativa contribuya a la solución a problemas de salud, calidad de vida y cultura general en la comunidad.

Objetivo: Implementar un proyecto comunitario que permita fomentar la formación de promotores de salud en la enseñanza primaria y potenciar la educación sanitaria de la comunidad.

El proyecto se enmarca en el espacio de la comunidad donde se ejercen influencias sobre la población sana y con morbilidad. Se modela partiendo de determinados criterios: acercamiento a una educación humanista y desarrolladora, asumir la perspectiva del otro, propiciar la comunicación mediante el diálogo, y favorecer el crecimiento humano.

El proyecto propuesto es factible de ejecutarse en cualquier comunidad, lo que favorece el trabajo que se pueda realizar desde la escuela, la familia y la comunidad, resulta útil para partir de las experiencias y reflexionar sobre ellas, enriquecer el proceso de concientización y transformación de la práctica inicial.

Comentar este artículo ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*