Pediátrico Holguin

Con un monto ascendente a un millón 522 mil pesos el Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción y de la Pedraja tiene previsto para este año ejecutar acciones de reparación y mantenimiento en diversos servicios médicos, según puntualizó Jorge Alberto Mora Aguilera, especialista en inversiones de la instalación hospitalaria:

Mora dijo: “en el plan de reparación trazado está incluida el área de la Atención Médica Internacional, la cual se halla en etapa de terminación y estará acondicionada para acoger a tres pacientes pediátricos holguineros que deseen ser atendidos. En los próximos días iniciaremos labores en el servicio de oncohematología, servicio regional muy necesario debido al sensible quehacer que realiza y por el deterioro constructivo en que se encuentran sus locales. Paralelamente seguiremos con la reparación de salas que hemos estado llevando hasta el momento, entre las que se encuentra otra de las salas de respiratorio, quinto Q, la cual debe ejecutarse en tiempo récord”.

La reparación de quinto Q, sala que posee una capacidad de 24 camas para pacientes con afecciones respiratorias y cuatro de aislamiento para niños con fibrosis quística será una importante acción constructiva que favorecerá una mejor atención al paciente pediátrico, en especial en momentos en que se aprecia en la provincia un alza de este tipo de enfermedades.

Igualmente en el hospital se trabaja en la reparación de las salas destinadas a las madres del servicio de neonatología. Está previsto además poner en funcionamiento el gimnasio de rehabilitación, en el cual se han cambiado el falso-techo y las tasas sanitarias, trabajan en la pintura y recuperación del pantry, acciones que le ofrecerán mayor vitalidad a los servicios de la instalación pediátrica.

De las 22 salas con que cuenta el centro hospitalario han sido intervenidas con reparaciones integrales la sala de quinto N, quinto O, cuarto K (destinada a niños menores de seis meses que presenten problemas nutricionales y cardiovasculares), la sala de caumatología (más conocida por quemados), la de segundo B (de Psiquiatría) y el servicio de Neonatología, en el cual se incrementó un cubículo de Terapia Intensiva Quirúrgica Neonatal.

Este proceso de reparación y mantenimiento que se acomete en el pediátrico es imprescindible, ya que en la actualidad las estructuras y redes hidrosanitarias presentan deterioro constructivos, resultado de la antigüedad y años de funcionamiento del hospital.

 

Publicado en: Radio Angulo

Comentar este artículo ?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*